EL AMOR ES LIBRE. NING. COM

© Poetas Excelsos de América y España.

El Agujero Negro     Segundo capítulo

Resumen del primer capítulo.

Año 3015. En una Tierra que buscaba nuevos mundos habitables, Marta y Daniel pilotaban una nave para salir del sistema solar. Entraron en un torbellino, se quedaron sin luz y al regresar ésta avisaron un planeta…

 

El planeta parecía tener agua. Las sondas de la nave mostraron una atmósfera similar a la de la tierra, pero mucho más pura. También habían muestras de vida.

En cuanto detectaron el planeta habían reducido mucho la velocidad y con infinitas precauciones entraron en la atmósfera, no deseaban acabar incandescentes como un meteorito. Vieron agua, parecían mares como en la Tierra, el suelo se veía verde, muy verde. El sistema de la nave localizó un lugar donde aterrizar, era un gran claro en medio del bosque.

Esperaron dentro de la nave un tiempo prudencial para observar el entorno, no sabían que se encontrarían. De repente se oyó como un pequeño temblor en la tierra, ¡parecían pisadas! Se prepararon por si tenían que despegar. Vieron acercarse un enorme dinosaurio, iba comiendo ramas de árboles, pasó de largo ni se molestó en mirar la nave. No se molestaron en hacer fotos, las cámaras de la nave grababan continuamente.

Vieron diferentes animales que habían existido en la prehistoria de la Tierra, curiosamente ninguno hizo caso de la nave.

Como que la atmosfera era adecuada, salieron de la nave armados de unas pistolas magnéticas que inmovilizaban pero no herían. Estuvieron contemplando la flora, había agua y tomaron muestras para analizar. De repente quedaron sobrecogidos, un enorme tigre apareció caminando, prepararon las pistolas, pero se dieron cuenta que el animal les ignoraba, paso a pocos metros de ellos sin molestarlos… ¡Sin verlos! Cuando regresaban a la nave vieron otros tipos de animales… ninguno daba muestras de verlos.

Estuvieron hablando, no entendían que pasaba. Analizaron el agua, era potable, era purísima. Podrían dejar las pastillitas de agua por un tiemp. Decidieron explorar un poco más la zona. Sacaron de la nave un vehículo que permitía desplazarse por tierra y aire. Pusieron a punto el modernísimo GPS que estaba en contacto permanente con la nave y que no precisaba de la triangulación de satélites. Cargaron víveres, un analizador para controlar el agua, no tenían ni idea si estarían uno o más días. Ahí se dieron cuenta de una cosa: El tiempo pasaba y la luz variaba, eso solo podía significar que estaban en un planeta con órbita a un “Sol”. Miraron sus relojes para controlar la duración de un día, pusieron en marcha un calendario, iniciando el tiempo transcurrido.

Viajaron a poca altura del suelo, ahora sí que tomaban fotografías. Era un planeta muy parecido a la Tierra, fueron viendo ríos, lagos, vegetación, animales parecidos a los extintos terrestres.

De repente el cielo se puso rojo, se oyeron enormes tormentas, los animales huían enloquecidos, una lluvia de fuego caía por doquier… Pero ellos parecían espectadores de una película: ¡No les pasaba nada! El vehículo en que viajaban no registraba la temperatura que debía haber en el exterior. No entendían nada de nada. De la misma manera que llegó el fuego, marchó. El terreno antes fértil, ahora eran cenizas. Decidieron regresar a la nave, miraban asombrados mientras regresaban, como las plantas volvían a crecer, poco a poco la tierra volvió a tener el color verde que conocieron. Daniel miré el reloj y el calendario, para ver el tiempo transcurrido y se tuvo que sujetar, si el aparato no se había estropeado… ¡Habían transcurrido 100.000 años!

 

El Agujero Negro Tercer y último capítulo

 

Cuando llegaron a la nave, vieron en aquel claro del bosque a unos cuantos simios ¿Simios? Necesitaron de toda su sangre fría para mantener la calma ¿Qué estaba pasando allí?

Se parecían a los chimpancés terrestres, pero más claros de piel, estaban en un grupo parecía como si se protegiesen los unos a los otros. Marta iba tomando nota de todo, desde el cataclismo hasta esta “reunión” de lo que parecían homínidos.  Oscureció y fueron a dormir. Las emociones vividas y el ser espectadores de algo tan increíble les abrió el camino de la ternura y el amor.

Les despertó la claridad de la mañana, decidieron ir de exploración en el vehículo auxiliar. Pensaron hacer un viaje más largo, hasta donde les llegase la conexión con la nave, no se debían preocupar mucho porque un sistema automático de seguridad, les indicaba la máxima distancia permitida de la nave.

Despegaron en la pequeña nave en dirección contraria a la anterior salida. El radar les avisó que pronto llegarían a una concentración de seres vivos. Se emocionaron, pero se prepararon por no saber sus reacciones frente a intrusos.

Bajaron la velocidad y aterrizaron para circular como un vehículo. ¡Habían avisado viviendas!, ¡¡Parecía una ciudad!! Llegaron a la entrada de una muralla, habían seres que ¡¡Parecían humanos!! Dejaron el vehículo un poco apartado de la puerta. Vieron personas que parecían mercaderes en unos puestos a ambos lados de la puerta. ¡¡Nadie reparó en ellos dos!! Ya  más tranquilos entraron por la puerta y vieron una gran muchedumbre con vestidos de habitantes del desierto, tenías ramas de olivo y las agitaban como saludando a alguien. Vieron que el vitoreado era un joven bien parecido que iba sentado en un burro. Marta y Daniel quedaron helados, se miraron, no podían ni hablar, ¡Esa historia la conocían y si era así, los próximos días serían terribles! Se acercaron y el joven que iba en burro les miró sonriente y les transmitió una enorme paz. Entendieron que ellos tal como habían llegado debían marchar sin intentar inmiscuirse en nada de lo que vieran.

Ahora ya sabían que por una causa desconocida habían llegado a la tierra, pero estaban en otra dimensión donde la medida del tiempo era muy diferente. En definitiva estaban viendo la historia de la tierra concentrada en muy poco tiempo.

Fueron siguiendo a Jesús, pues estaban seguros que era él. Como espectadores privilegiados asistieron a la Santa Cena, y siempre se llevaban la mirada sonriente de aquel hombre que daría la vida por los demás. Estuvieron en la oración en el huerto de los olivos y llorando vieron como Jesús era apresado. Vieron a Judas colgado de un olivo. Comprendieron la cobardía de Pilatos, el gobernador romano. Jesús con la cara ensangrentada por la corona de espinas les miró y les pidió sin palabras que marchasen. Solo Jesús supo de ellos.

Marta y Daniel salieron de la ciudad, y pusieron el vehículo en dirección a la nave, mentalmente Jesús les había pedido que marchasen con rapidez. Así lo hicieron y en pocas horas llegaron a la nave. Recogieron todo, sabían que era el momento de marchar. Se prepararon para el despegue, arrancaron los motores magnéticos. Es ese momento se oyó un gran estruendo y la luz desapareció. Notaron una gran vibración, parecía que la nave iba a estallar. Marta y Daniel se miraron, se abrazaron y pensaron en unir su vida para siempre… si salían de ésta. Lo que habían vivido era algo que les había conmovido, vieron el por qué de la muerte de Jesús, algo que con los siglos se había ido perdiendo.

Se dieron cuenta que habían sido elegidos para volver a comunicar su palabra, confiaron en que todo iría bien. Pasó lo que eran dos días terrestres, la calma hacía unas horas que había regresado. Los controles indicaban que pronto deberían iniciar las maniobras de aterrizaje. Se pusieron en contacto con el Centro de Exploraciones, aparte de una primera bronca monumental por haber estado desaparecidos, después todo fueron alegría y risas.

Fueron recibidos con honores. Tuvieron una semana de descanso. Marta y Daniel marcharon a una casita al lado de un lago. Hablaron, después de analizar lo vivido decidieron no realizar más misiones fuera de la Tierra. Comprendieron que el planeta mostrado para que ellos fuesen a explorarlo, no existía, era una imagen para contactar con ellos dos. En pocos días habían vivido  toda una Era…

Debían seguir conquistando pero no territorios ni planetas, sino corazones.

Francesc García Conde

9 de Octubre de 2015

Visitas: 53

Respuestas a esta discusión

Fantàstico, lo he  ido viviendo conforme leìa y me ha  emocionado en grande, me has hecho sentir miedo, gusto y tranquilidad al mismo tiempo creo que hasta dejè de respirar jajaja  me encanta el final de que gracias a ese viaje y las emociones compartidas decidieron unir sus vidas y descubrieron ese maravilloso sentimiento que es el amor.

Gracias Francesc, me encantò.

Un fuerte y cariñoso abrazo.

Un placer poder leer este relato atrapante. querido hermanito y contenta por ese final feliz te deseo bendiciones y felicidades!! la nanita

Queridas Rosy y Nanita, es un placer ver vuestros comentarios y lo agradezco fuertemente. Disculpad que haya tardado en contestar, cuestiones ajenas a mi voluntad me lo han impedido.

Un abrazo gigante !! Francesc

RSS

Cumpleaños

No hay ningún cumpleaños hoy

Miembros

Eventos

Poetas Excelsos.

**************************************************************

*******************************

Federico Garcia Lorca.

Miguel Hernandez G.

Gustavo Adolfo Bécquer

Antonio Machado.

Pablo Neruda.

Gabriela Mistral.

Gabriel Garcia Marquez.

Porfirio Barba Jacob.

Julio Florez.

Ricardo Nieto.

Ismael Enrique Arciniegas.

Jorge Robledo Ortiz.

Jorge Luis Borges.

Alfonsina Storni.


Mario Benedetti.


Andres Eloy Blanco.

Amado Nervo.

Cesar Vallejo.

Ruben Dario.

Claudia Lars.

Aquileo J. Echeverria Zeledon.

José Ángel Buesa.


José Marti.

Gertrudis Gómez de Avellaneda.Miguel Ángel Asturias

Rogelio Sinán.

walt whitman

© 2018   Creado por Fabio A Pabon M. Curandero tango.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio